Fases del Programa de Rehabilitación Cardíaca

El programa de rehabilitación cardiaca consta de 3 fases:

  • Fase I: durante el ingreso hospitalario.
    El objetivo es la pérdida del miedo, la movilización suave y progresiva precozmente y concienciarse del control de los factores de riesgo cardiovascular.
  • Fase II: o fase ambulatoria.
    Es la principal. El objetivo es adquirir un hábito de vida cardiosaludable mediante el control de los factores de riesgo cardiovascular y la realización de ejercicio físico adecuado. Consta de varios aspectos: entrenamiento físico, educación sanitaria y psicoterapia (Esquema 3).
    Para el entrenamiento físico, el paciente es valorado por cardiología y rehabilitación. De esta forma se adapta dicho entrenamiento a la situación de cada individuo, valorando la comorbilidad que presenta. Así, en una sesión de entrenamiento, después de una fase de calentamiento, realizará ejercicio físico aeróbico, en cicloergómetro o en cinta rodante, al 75% o al 85% de la frecuencia cardiaca máxima que alcanzó en la prueba de esfuerzo. Los pacientes de mayor gravedad están monitorizados y supervisados, controlando en todo momento la respuesta del corazón al ejercicio, con el objetivo de alcanzar altas tasas de seguridad y efectividad.

    Las charlas de educación sanitaria ofrecen al paciente la posibilidad de informarse sobre los distintos factores de riesgo cardiovascular, como hipertensión, hipercolesterolemia, diabetes, tabaquismo, sedentarismo, obesidad y además sobre los efectos beneficiosos del ejercicio, la dieta que hay que realizar, disfunción eréctil, orientación laboral, etc. Con las sesiones de psicoterapia, se pretende que el paciente aprenda a relajarse y controlar el stress y la ansiedad, muy frecuentes en este tipo de pacientes.
    El tratamiento se hace en grupos, 3 días/semana durante 2 meses.

  • Fase III: o de mantenimiento.
    Dura toda la vida. El paciente debe mantener los nuevos hábitos que ha adquirido para evitar la aparición de otro evento cardiaco. En esta fase es primordial la actuación de Atención Primaria para estimular al paciente al mantenimiento del control de los FRCV.


El blog del Área

Altas temperaturas y salud cardiovascular, ¿cómo se relacionan?

Cuando los termómetros comienzan a subir y el sol brilla con mucha fuerza, algunas precauciones pueden ser de mucha ayuda. No solo para aliviarnos del sofocante calor sino también porque con ellas podemos proteger nuestra salud cardiovascular. Especialmente los pacientes cardiópatas, para quienes las altas temperaturas encierran más riesgos. En verano, el sistema circulatorio se...

Leer más...

El abuso del alcohol en verano, causante del síndrome del corazón en vacaciones

La Fundación Española del Corazón (FEC) avisa de que el verano suele venir acompañado de un aumento en el consumo del alcohol, especialmente entre los más jóvenes. La ingesta excesiva y brusca de bebidas alcohólicas puede provocar una aceleración del ritmo cardiaco, lo que se conoce como el síndrome del corazón en vacaciones. El síndrome...

Leer más...

El cuidado del corazón tras un infarto

Después de pasar por un infarto, la reacción más frecuente es inquietarse pensando en el futuro y en si podremos disfrutar de él. Sin embargo, la expectativa de vida si se consiguen controlar los factores de riesgo cardiovascular es muy alta. Tan solo hay que ser consciente de que tendremos que cambiar nuestros hábitos de...

Leer más...