Fases del Programa de Rehabilitación Cardíaca

El programa de rehabilitación cardiaca consta de 3 fases:

  • Fase I: durante el ingreso hospitalario.
    El objetivo es la pérdida del miedo, la movilización suave y progresiva precozmente y concienciarse del control de los factores de riesgo cardiovascular.
  • Fase II: o fase ambulatoria.
    Es la principal. El objetivo es adquirir un hábito de vida cardiosaludable mediante el control de los factores de riesgo cardiovascular y la realización de ejercicio físico adecuado. Consta de varios aspectos: entrenamiento físico, educación sanitaria y psicoterapia (Esquema 3).
    Para el entrenamiento físico, el paciente es valorado por cardiología y rehabilitación. De esta forma se adapta dicho entrenamiento a la situación de cada individuo, valorando la comorbilidad que presenta. Así, en una sesión de entrenamiento, después de una fase de calentamiento, realizará ejercicio físico aeróbico, en cicloergómetro o en cinta rodante, al 75% o al 85% de la frecuencia cardiaca máxima que alcanzó en la prueba de esfuerzo. Los pacientes de mayor gravedad están monitorizados y supervisados, controlando en todo momento la respuesta del corazón al ejercicio, con el objetivo de alcanzar altas tasas de seguridad y efectividad.

    Las charlas de educación sanitaria ofrecen al paciente la posibilidad de informarse sobre los distintos factores de riesgo cardiovascular, como hipertensión, hipercolesterolemia, diabetes, tabaquismo, sedentarismo, obesidad y además sobre los efectos beneficiosos del ejercicio, la dieta que hay que realizar, disfunción eréctil, orientación laboral, etc. Con las sesiones de psicoterapia, se pretende que el paciente aprenda a relajarse y controlar el stress y la ansiedad, muy frecuentes en este tipo de pacientes.
    El tratamiento se hace en grupos, 3 días/semana durante 2 meses.

  • Fase III: o de mantenimiento.
    Dura toda la vida. El paciente debe mantener los nuevos hábitos que ha adquirido para evitar la aparición de otro evento cardiaco. En esta fase es primordial la actuación de Atención Primaria para estimular al paciente al mantenimiento del control de los FRCV.


El blog del Área

¿Qué es peor, beber un poco a diario o mucho pero ocasionalmente?

En busca de motivos que justifiquen que el alcohol sigue presente en la pirámide nutricional. La verdad surge del vino. O no. Pero aun siendo cierto, dejaremos que acabe aquí la sabiduría popular para, ciencia en ristre, responder a cuestiones que atañen a nuestra salud. Algunas planean desde hace tiempo sobre nuestras cabezas sin que los científicos...

Leer más...

Telemedicina para ayudar a los pacientes con insuficiencia cardíaca crónica

Diez centros médicos colaboran en una iniciativa nacional para facilitar el control y reducir las consecuencias de esta condición; entre ellos el Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga. El empleo de tecnología en medicina para favorecer la atención al paciente tiene un ejemplo en España con el estudio HERMeS. Esta es una iniciativa de mHealth que...

Leer más...

Una boca sana evita también infartos de corazón

Las personas que sufren enfermedades de las encías tienen entre un 25% y un 50% más probabilidades de padecer patologías cardiovasculares en toda su vida. La salud bucodental es un pilar fundamental en la prevención cardiovascular, para evitar lesiones, se investiga actualmente su relación con el Alzheimer… y hoy se ha avanzado en varios estudios...

Leer más...